fbpx

3 leyendas muy emblemáticas de Japón

Muchos son los elementos que conforman la identidad japonesa, y entre estos están las leyendas que se han mantenido a lo largo de los años. Así que para que te familiarices más con uno de los países asiáticos más aclamados, hemos preparado para ti una lista algunas de las leyendas japonesas más famosas.

El hilo rojo del destino

Una vez había un emperador, que escuchó que en su reino habitaba una hechicera que era capaz de ver el hilo rojo del destino, un hilo invisible que une a las personas con su alma gemela. La mandó a traer al palacio, y le pidió que le mostrará quien debía ser su esposa.

Siguiendo el hilo llegaron a un mercado y ahí la hechicera le mostró a una campesina con un bebé en brazos. El emperador pensando que se trataba de una burla empujó a la campesina, causando que el bebé se lastimara la cabeza.

Tiempo después, el emperador se comprometió con la hija de uno de los generales más importantes. Al ver su rostro, en dónde tenía una gran cicatriz por una caída de bebé, descubrió que se trataba de la hija de la campesina.

Teke-Teke

Érase una vez una joven chica muy tímida, que era víctima de acoso por parte de sus compañeros de clases.

Un día esperando un tren para llegar a su casa, algunos de sus torturadores le lanzaron una cigarra a la espalda. Cuando el animal comenzó a cantar la joven se asustó y cayó a las vías del tren, en dónde uno la aplastó y la partió en dos ocasionando su muerte instantáneamente.

Se dice que por las noches es posible escuchar como el cuerpo se arrastra por la estación de trenes. También empuja a las personas a las vías y los ataca con sus uñas.

Yohiro y Sakura

Hace muchos años en un bosque repleto de árboles que florecían sin cesar, había un joven ejemplar llamado Yohiro que no lo hacía. Un día un hada se conmovió por su situación, un hada le concedió un deseo: Lo convertiría en humano por 20 años, para que así pudiera sentir como lo hacían las personas y experimentara la felicidad que como Árbol no había podido vivir.

Pero al ser un humano, solo encontró dolor y desilusión. Se sentía como si estuviera deambulando sin rumbo fijo, hasta que conoció a una singular joven de nombre Sakura.

Con el pasar del tiempo Sakura y Yohiro se enamoraron, y él le contó la verdad: Que era un árbol viejo de casi 20 años, pero que tenía un hechizo para simular ser una persona. Ella lo amaba tanto que lo acepto y prometió ayudarlo.

Cuando se cumplieron los 20 años el hada volvió para convertir a Yohiro en un árbol, pero en cambio le dio a Sakura 2 opciones: Seguí siendo humana, o fundirse con Yohiro. Sakura eligió la segunda opción, convirtiéndose en flores que adornaban el árbol y dando lugar al cerezo japonés.

Si quieres ver más arículos como este, no dudes en seguirnos en Instagram y leer nuestro blog.

Comments

comments

Compruebe también

El Bakeneko: La leyenda de un monstruoso gato en Japón  

Conoce con nosotros la leyenda del Bakeneko, el monstruoso gato con habilidades sobrenaturales en Japón.  …

Las 20 supersticiones más curiosas de Japón

¡Aleja la mala suerte! Aquí te presentamos las 20 supersticiones más curiosas e insólitas de …