fbpx

En Japón combaten el estrés por la situación mundial encerrándose en un ataúd durante 15 minutos.

El terror es un estilo de narrativa que posee millones de fanáticos en todo el mundo, bien sea por la adrenalina ocasionada por el suspenso o la admiración hacia la creación de escenarios que corten la respiración de los espectadores; el terror es uno de los géneros de entretenimiento más buscados a la hora  de obtener un producto con lo que divertirse.

En Japón, el terror posee  una influencia muy marcada en sus producciones visuales y atracciones, con un amplio catalogo de películas, obras y parques temáticos caracterizados por erizar la piel y acelerar corazones en el público,  el país tiene una obvia preferencia hacia estas experiencias y por supuesto un creciente favoritismo para todas aquellas obras, películas, juegos o atracciones que hagas del terror su foco principal.

El terror busca transportar a las personas a universos llenos de miedos, misterios y sucesos casi imposibles de creer; quiere explotar los temores colectivos jugando con la psique, haciendo que todos los espectadores se enfrenten directamente con aquello que les causa más pánico.

Sin embargo, debido a la situación mundial causada por la pandemia del COVID-19 a principios de este año, las producciones y proyectos que trabajan empleando el terror han tenido que cambiar sus políticas: Los parques de atracciones están cerrados, ahora se cuenta con autocines en lugar de las clásicas salas de cine, y el distanciamiento social se hace evidente y muy necesario para la protección de las personas.

Es por esta razón, que la empresa japonesa Kowagarasetai se dio la tarea de desarrollar un nuevo método de sacar tensiones y estar libre del estrés que el coronavirus ha desatado, ya que aún en tiempos de pandemia el terror sigue siendo un género muy solicitado y popular para la recreación de las personas (en especial para los japoneses)

Kowagarasetai se trata de una productora de eventos  y shows en el país asiático, que como resultado de la devastadora crisis social, económica y sanitaria que hemos estados viviendo a lo largo del año 2020, tuvieron que cancelar muchos de sus espectáculos y funciones en Japón.

 Ante esta crítica situación, crearon un show que se adapta a todas las medidas de prevención que el COVID19 ha traído a la nueva realidad.

Este evento consta de hacer vivir a los participantes una alucinante experiencia con el más vivo terror: Están encerrados en un ataúd con una parte transparente durante 15 minutos, y mientras pasa el tiempo son acosados por distintos fantasmas y zombies, que les cuentan historias de terror o intentan asustarlos lo más que puedan.

Es un cambio radical a la típica casa embrujada, pero el empleo del ataúd garantiza la distancia social requerida en los espectáculos y además les otorga a los consumidores un buen susto gracias a los actores disfrazados de seres espectrales.

Sin duda, es una buena alternativa para los amantes del terror por sólo 800 yenes.

Y tú ¿Te atreverías a participar en este escalofriante evento?

Comments

comments

Compruebe también

Castillo Matsumoto: Datos sobre el Castillo del Cuervo Negro en Japón

Descubre los datos más increíbles sobre el Castillo Matsumoto, una de las edificaciones históricas más …

Fiesta latina en Japón: Latin Night VOL 1

Descubre con Aondeir la Latin Night VOL 1, el inicio de la verdadera fiesta latina …