fbpx

Dos gobernadores de Japón ganan popularidad por sus medidas contra el coronavirus

Las medidas que se toman contra el coronavirus dependen de las condiciones de cada región, razón por la cual se han confiado la mayoría de los poderes a los gobernadores de las prefecturas. Esta situación ha puesto a prueba su capacidad de decisión y de acción. Sus apariciones en las noticias han aumentado y están bajo el ojo crítico no solo de los ciudadanos de sus prefecturas, sino también de los de todo el país.

De todos ellos, uno que ha saltado a la fama es el gobernador de Hokkaidō, Suzuki Naomichi. El 26 de febrero, antes que en cualquier otro lugar del país, el gobernador solicitó la suspensión de las clases en las escuelas de primaria y secundaria públicas de la prefectura. El día 28 del mismo mes, de manera autónoma, declaró un estado de emergencia para el territorio y solicitó a la población que se abstuviera de hacer salidas innecesarias y no urgentes. La rapidez de sus decisiones también influyó en las medidas que posteriormente se tomaron a nivel nacional, lo que incrementó de golpe su popularidad en todo el país. Además, particularmente en China y Taiwán, empezó a ser conocido como el “gobernador guapo”.

Otro que actualmente goza de casi el mismo nivel de exposición en los medios de comunicación que la gobernadora de Tokio, Koike Yuriko, es el gobernador de Osaka, Yoshimura Hirofumi. Cuando se registró un foco de contagios en cuatro clubes con música en directo de la ciudad de Osaka, puso a disposición del público la información de manera inmediata e identificó a los clientes de diferentes prefecturas que visitaron los establecimientos, con lo que dejó clara su disposición para controlar el brote. También fue notable su poder de decisión y acción cuando solicitó que la gente se abstuviera de viajar entre las prefecturas de Osaka y Hyōgo durante el puente de tres días que comenzó el 20 de marzo. El 4 de mayo el Gobierno central extendió el periodo del estado de emergencia y, al día siguiente, el gobernador Yoshimura presentó un plan con directrices autónomas conocido como el Modelo de Osaka para levantar de manera gradual la solicitud de suspensión de servicios y el confinamiento. Parte de su popularidad también se debe a que habla sin tapujos incluso si se dirige a las autoridades y a su apariencia gallarda. En redes sociales incluso circula la etiqueta #DescansaYoshimura para alentarlo en su arduo trabajo.

Suzuki tiene 39 años y es el gobernador de menor edad de todo el país. Por su parte, el gobernador Yoshimura tiene 44 y es el segundo más joven. Ambos fueron alcaldes antes de dar el salto a gobernadores de una prefectura en las elecciones de abril de 2019. No habían pasado ni siquiera un año en el cargo cuando tuvieron que enfrentarse a esta crisis.

Perfiles de los gobernadores de Hokkaidō y Osaka

 Suzuki Naomichi, gobernador de HokkaidōYoshimura Hirofumi, gobernador de Osaka
Fecha de investidura23 de abril de 20198 de abril de 2019
Cargo anteriorAlcalde de la ciudad de YūbariAlcalde de la ciudad de Osaka
PartidoIndependienteOsaka Ishin no Kai (vicerrepresentante)
Fecha de nacimiento14 de marzo de 198117 de junio de 1975
Lugar de nacimientoPrefectura de SaitamaPrefectura de Osaka
Nivel de estudiosGraduado de la Facultad de Derecho de la Universidad HōseiGraduado de la Facultad de Derecho de la Universidad de Kyūshū
Primer empleoFuncionario del Gobierno metropolitano de Tokio (al terminar el instituto)Abogado
FamiliaEsposaEsposa, un hijo y gemelas
DeportesCapitán del club de boxeo en la universidadRugby en sus años de instituto
Lema favoritoPerder dinero es una pérdida mínima.
Perder el honor es una gran pérdida.
Pero perder el valor es perderlo todo.
Donde hay voluntad hay un camino.

El gobernador Yoshimura asistió al famoso Instituto Ikuno en Osaka y el mismo año en el que se graduó de la Universidad aprobó el examen judicial. En el año 2011, tras una recomendación del ya fallecido cantante Yashiki Takajin, de quien era abogado, decidió dar el salto a la política, convirtiéndose en miembro de la asamblea municipal de Osaka. En el año 2015 llegó a la política nacional al ser elegido como miembro de la Cámara Baja de la Dieta. Sin embargo, tras el retiro de Hashimoto Tōru, alcalde de la ciudad de Osaka y representante del partido Osaka Ishin no Kai, presentó su candidatura y ganó las elecciones a alcalde. Dejó en evidencia su amor profundo por su lugar de origen en su eslogan de campaña “¡Quiero que Osaka siga avanzando!”.

En contraste con la exitosa carrera del gobernador Yoshimura, el gobernador Suzuki ha tenido que superar muchos obstáculos. El divorcio de sus padres lo dejó en una situación económica poco favorable, por lo que decidió no ingresar a la universidad. En 1999, tras concluir sus estudios en el instituto, ingresó como funcionario en el Gobierno metropolitano de Tokio. Mientras trabajaba en el Gobierno metropolitano, asistía al curso nocturno de la Universidad Hōsei, donde fue capitán del equipo de boxeo e incluso logró graduarse en cuatro años. En el año 2008 es enviado a la ciudad de Yūbari, en la prefectura de Hokkaidō, que había quebrado financieramente. Su periodo de trabajo sería de solo un año, pero solicitó una extensión de uno más para continuar con la promoción de la región. Tras reincorporarse al Gobierno metropolitano de Tokio, fue enviado al Departamento de Asuntos Generales y tenía previsto incorporarse a la Oficina del Gabinete. Sin embargo, fue alentado amistosamente por los ciudadanos de Yūbari para participar en las elecciones a alcalde y consiguió el puesto a la corta edad de 30 años y un mes.

Tras asumir el puesto se redujo su propio salario un 70 % y se comprometió a no recibir la prestación de retiro ni gastos de entretenimiento. Con un salario anual de aproximadamente 2.500.000 yenes, se hizo famoso por ser el alcalde en el país con el sueldo más bajo. Trabajó arduamente para reconstruir la administración municipal, buscó crear una ciudad compacta y por propia decisión solicitó a Ferrocarriles de Japón que se deshiciera de una línea que tenía pocos usuarios. Además, propuso políticas alternativas o audaces y también trabajó para que el melón Yūbari, un producto exclusivo de la región, alcanzara un récord de ventas. Incluso después de convertirse en gobernador de Hokkaidō se redujo el 30 % de su salario y su retiro.

Yoshimura, no disimula su actitud enérgica y expresa sus ideas con una velocidad poco común, mientras que el gobernador Suzuki parece pensar concienzudamente cada palabra que utiliza. Sus estilos contrastan, pero comparten una capacidad de decisión y acción sorprendente. Podría pensarse que sus audaces políticas son fruto de su juventud, pero si analizamos los lemas favoritos de ambos queda claro que estos resumen sus posturas políticas.

Ambos han conseguido la atención de todo el país ya que han sido capaces de transmitir su férrea voluntad de proteger la salud y el estilo de vida de sus ciudadanos. Es probable que se conviertan en un ideal de la imagen de los gobernantes en el futuro.

El gobernador de Hokkaidō, Suzuki Naomichi, (a la izquierda) y el gobernador de Osaka, Yoshimura Hirofumi, han acaparado la atención nacional.

Cortesía, www.nippon.com

Comments

comments

Compruebe también

Los trabajos más extraños en Japón

¡Trabajar nunca fue tan excéntrico! Lee este artículo y descubre los trabajos más extraños que …

Los mejores festivales de verano en Japón: Edición Agosto

¡Dale la bienvenida al verano! Descubre con Aondeir los mejores festivales de verano en Japón …